Cursos de capacitación que dejan “buen sabor de boca”

IMG_0016[1].JPG

El pasado viernes, 11 de marzo, mujeres de las asociaciones Bartolina Sisa de Entre Ríos en Sacaba y de Rojas Rancho-Chapisirca en Tiquipaya participaron en un curso de capacitación en repostería y panadería, que corrió a cargo del Instituto Gastronómico de las Américas (IGA) en sus instalaciones de Cochabamba. Esta actividad es una más de las muchas que se llevan realizando dentro del marco del programa “Desarrollo de Capacidades Locales en el Desarrollo Productivo”, financiado conjuntamente por los gobiernos autónomos municipales de Sacaba y Tiquipaya, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo  (PNUD) y la Cooperación Coreana (Koika), con el fin de desarrollar capacidades productivas y comerciales locales que mejoren los ingresos y la calidad de vida de sus participantes.

A lo largo de la jornada, las mujeres de Entre Ríos aprendieron a elaborar dos tipos de bizcochos comerciales y fondant para la decoración de las tortas. Éstas reconocieron que su principal preocupación era la parte dedicada a la ornamentación como principal atractivo y valor añadido de sus tartas. Por ello, los profesores aprovecharon para resolver todas las dudas que pudiesen surgir, además de regalarles algunos consejos útiles para una correcta elaboración y técnicas para economizar costos. Las mujeres demostraron una fuerte motivación y ganas de aprender durante todo el curso, que estuvo marcado por una ambiente de confianza y un claro feedback entre alumnas y profesores que, a medida que pasaban las horas, fue en aumento.

Teniendo en cuenta que el grupo de Rojas Rancho se acababa de adjudicar la provisión del desayuno escolar en su comunidad, aprovecharon para adquirir más conocimientos que las permita cumplir adecuadamente con la entrega de 4 tipos de panes (canela, soja, leche y cereales) y  queque de zanahoria. Cabe destacar que aunque la organización está compuesta en su totalidad por mujeres, también participaron algunos hombres de la comunidad que apoyan el emprendimiento.

La buena predisposición de las alumnas hacia este tipo de iniciativas así como el trato amigable de los profesores de los cursos de capacitación, ha contribuido a que exista un cambio más que palpable en estos grupos. Un claro ejemplo que refleja esta evolución fue el momento de la adjudicación del desayuno escolar. En un principio las participantes reconocieron sentir temor y dudas de no estar a la altura de las expectativas que la comunidad había depositado en ellas. Sin embargo, gracias al apoyo recibido de las diferentes instancias como las Alcaldías, Infantes, Naciones Unidas y ahora IGA, admitieron que han ido perdiendo el miedo y ganando seguridad en sí mismas y en sus capacidades.

Para concluir la jornada cada grupo se animó a compartir los productos de su región con los  profesores, con los que aprovecharon para planificar otra actividad de intercambio de saberes. En este próximo taller los docentes desvelarán las claves para elaborar galletas de chuño y queque de plátano, mientras que ellas les mostrarán su manera de hacer “pampaku”.

IMG_0055[1]

Gracias a cursos como el del viernes pasado, se está contribuyendo a que sus participantes desarrollen y fortalezcan todas sus capacidades, además de generar autoconfianza y motivación para seguir aprendiendo. Y  es que el simple hecho de asistir a las clases en un espacio diferente al acostumbrado, implica todo un paso adelante en el aporte  del  ejercicio de sus derechos y en la igualdad de oportunidades.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s